Encuentra tu médico
Un acceso vascular es un elemento imprescindible para llevar a cabo satisfactoriamente la hemodiálisis, puesto que es la vía, mediante la cual se obtiene la salida de la sangre para ser depurada en la máquina de hemodiálisis y luego devuelta a los vasos sanguíneos. 

Para lograr el 
éxito del acceso vascular, el mismo debe cumplir con las siguientes características:
  • Permitir abordaje seguro y contínuo.
  • Proporcionar un flujo sanguíneo suficiente y eficaz.
  • Carecer de complicaciones Y ser elaboradas por un profesional capacitado.

De acuerdo al tipo de 
terapia renal sustitutiva (aguda o crónica), condiciones del paciente y riesgo de complicaciones, se escogerá el acceso vascular ideal, los cuales pueden ser temporales (catéter para hemodiálisis) y permanentes (fístulas arterio-venosasautólogas y heterólogas). Lo ideal en la confección de la fístula es realizarla cuando el paciente está en estadío 4 de la enfermedad renal (antes de la indicación de diálisis permanente), ya que la misma toma unos meses para poder ser utilizada.
El manejo adecuado de las vías de acceso vasculares, reduce sustancialmente el riesgo de complicaciones infecciosas, entre otras. De allí la importancia en la experiencia del médico que realiza el procedimiento y del personal entrenado para su manipulación. Para más información, acude a tu consulta quirúrgica especializada.
Cirujano de Trasplante Renal, hepático y Reno-pancreático.
Cirujano HepatoPancreato-Biliar
 
Hospital Metropolitano de Santiago | HOMS ® 2016 Derechos Reservados
Desarrollado por GrupoInternet.com

Pin It on Pinterest

Share This
Scroll Up